La atracción de Gran Hermano y similares…

Puede parecer simplista la razón, que entiendo, genera este éxito y es que vivimos en una sociedad urbana, y aún no nos hemos acostumbrado a ello. Echemos un vistazo a unas décadas atrás en una población rural cualquiera. Había pocos periódicos, y con un mensaje muy dirigido, no había tanta oferta televisiva, ni siquiera televisores. Existía la radio, y aunque la programación estaba bien, no había muchas emociones más allá del futbol. Cine, en la capital y con censura. En este entorno, además de las celebraciones festivas del calendario religioso. ¿Dónde había emoción? En el cotilleo, claro!!!
¿Y tú de quién eres? ¿Es usted de por aquí? ¿Sabes lo de la…?

Gran espectáculo, sentarse un rato en la silla a la sombra de la puerta, oteando el horizonte mientras se hacían las tareas rutinarias, solo o acompañado, y gran debate en verano al fresco, o en invierno junto al fuego, hablando de lo que había ocurrido durante los últimos días. Esta actividad seguro que existía ya desde siglos atrás. ¿Por qué no? Es sana, invita a platicar y a conocer a fondo a las personas del entorno. Fortalece el grupo, pues nosotros sabemos lo que pasa aquí, y de vez en cuando permite reir. Hombre, si bien era sano para los analistas de los eventos, no lo era tanto para los analizados. Aquí tenemos la principal diferencia con el Gran Hermano de hoy, el qué dirán.

El qué dirán era un compendio de normas y obligaciones populares no escritas que circunscribían la vida de la población rural, y que justificaba un ataque frontal desde los analistas del cotilleo cuando no eran cumplidos. Tiene sentido, si no existe lo que está bien y está mal, el interés del cotilleo baja, siempre es más interesante el morbo, cuando se transgreden las normas. Desafortunadamente, el qué dirán era muy nocivo para los analizados, pues sus vidas corrían el serio peligro de ser ocultadas, de verse obligados a encerrarse y desaparecer del grupo. Había un punto donde el cotilleo se convertía en algo más oscuro, agresivo y dilapilador, y aquí podía empezar el sufrimiento personal del analizado. Aquélla estuvo con aquél paseando por el campo anoche. Mal…!!!! Aquél será objeto del cotilleo (tristemente en este caso sería aquélla…), algunos por envidia, y la envidia es la peor compañera, otros por entretenerse, sin más. Pero su familia no aceptará ser el objeto del análisis, el centro de los comentarios de la población rural… a casa!!! Encierro carcelario, triste…

Pues la diferencia con el gran hermano actual, está aquí, en el qué dirán. Ahora mismo asistimos a un exhibicionismo social sin precedentes. No me escondo dentro de mi casa, me muestro, permito que el cotillear entre dentro de mis cuatro paredes. Observame, habla, comenta, sólo o en grupo, pero observame. Voy a dar contenido a tus ratos de ocio, mirando, analizando lo que hago, lo que digo, a quién me arrimo o de quién me separo, pero con morbo…, estoy siempre sobre la zona de frontera, donde se transgreden las normas, y tú lo sabes, estás pendiente para alzar el dedo y decir en alto se ha roto la regla! Y todo esto lo puedes hacer sentado en la silla en la puerta de tu casa, o… tumbado en un sillón. Luego podrás comentarlo por la noche en el corrillo sentado al fresco, o…desde internet y con tu móvil. Pero más aún, desde la televisión los propios personajes te van a explicar el qué y el cómo, el exhibicionismo de lo social llega a su punto álgido. No sólo han ocurrido cosas dentro de la casa, además los propios protagonistas saldrán y te saludarán alegres de ser objeto de cotilleo social. No existe el qué dirán…, ahora tenemos el qué digan!!!, qué digan!!! y, cuanto más, mejor.

En fin, al menos ya nadie sufre socialmente esas normas arcaicas y retraídas tan dañinas para las personas (al menos en los países occidentales). Algo hemos ganado.

Estamos en contacto!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s